Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘primavera’

PRIMAVERA

más rosas 005-001

Cuando el miedo te atenace

y las lágrimas enturbien tus ojos,

piensa en tu mejor primavera,

cuando las rosas brotan

tras un invierno crudo y frío,

y sentirás la libertad de renacer.

(Estrella)

,

Read Full Post »

rosas

Abrió los ojos.

Unos rayos de luz se colaban por entre las láminas de la persiana

y hacían danzar los lirios malvas de la colcha.

Se quedó mirándolos e intentó centrar sus pensamientos.

Debía ser ya mediodía pues el sol estaba alto.

Paladeó y sintió en su boca el sabor salado del mar

mientras un sonido le martilleaba la cabeza,

era el sonido de las olas al romper contra las rocas,

sintió un cálido sol que le bañaba el rostro.

No podía ser, estaba en su cama,

lejos del mar…

.

Pensó en el tiempo que llevaba durmiendo,

horas, días, meses… ya no recordaba.

El último recuerdo que tenía era que llovía a mares,

las gotas golpeaban en los cristales con un sonido acompasado

que parecía que la invitaba a dormir

y se sumergió en un mundo extraño de fantasía y pesadillas,

de montañas y valles, de cielo y tierra.

Apenas tenía consciencia de haber vivido en esos días,

intuía que, como una autómata, debía haberse levantado

y continuado con su vida de siempre,

pero no recordaba nada.

.

Se levantó, miró el calendario,

mayo avanzado.

Lejanas quedaban aquellas lluvias de febrero,

un sol radiante iluminaba el cielo azul,

los rosales estallaban en color,

y ya… ella parecía haber vuelto.

(Estrella)

Read Full Post »

ciruelos

Hace unos días estaba pensando en lo tardía que se presenta este año la primavera por aquí, cuando abro el periódico y me encuentro una colorida foto. La miro y veo que es de mi amiga Belén, una excelente fotógrafa aficionada, de la que, en otras ocasiones, he publicado alguna foto en mis posts.

Ni corta ni perezosa le mando un correo pidiéndosela prestada, prometiéndole, a cambio, devolvérsela envuelta en palabras. No sólo me la presta sino que me la manda acompañada de otra del mismo lugar, que me ha llevado a una de mis reflexione en voz alta.

Hay momentos mágicos en la vida, en los que me veo atrapada por sensaciones que parecen irreales, estoy sumergida en un bosque encantado, donde la fantasía de mis sueños sólo ven la belleza de ese manto de flores que me cubre y que deja pasar los rayos de sol formando claroscuros en la tierra del camino. Me siento abrigada, acogida, a salvo del viento y del sol. Ganas me dan de sentarme en las piedras de la orilla del camino y no doblar la curva que se adivina al fondo, tras la cual temo encontrarme algo que presiento no es muy bueno para mí.

De vez en cuando un destello de luz entre las flores y los trinos de los pájaros que danzan en su cortejo de primavera. Las margaritas pintan de lunares blancos la hierba y al fondo una portilla, no sé sabe adónde, parece esperar que la empuje y penetre en su misterio.

Pero los sueños, sueños son, como diría Calderón, el momento mágico ha pasado y sigo avanzando por el camino. De pronto el bosque desaparece, un cielo azul cuajado de nubes desciende hasta la colina. Miro hacia atrás, el bosque encantado son sólo una docena de ciruelos que se han vestido de gala para recibir a la primavera. Como en la vida, los espejismos duran poco, me colman de felicidad en un instante, para volver en el siguiente a la realidad.

ciruelos 1.

Cada año la primavera nos ofrece regalos maravillosos, como el de estas fotos. Las estaciones siempre se repiten, pero en la vida las estaciones no se suceden como en la naturaleza, a veces el invierno se instala a su aire, se acomoda y no hay quien lo eche y sólo, de cuando en cuando, se atisba algún rastro de primavera…

Y os recuerdo un precioso poema de Antonio Machado de canto a esa primavera que fiel a su cita, cada años nos alegra la vida:

 

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.

Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil…
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.

Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
—recordé—, yo he maldecido
mi juventud sin amor.

Hoy, en mitad de la vida,
me he parado a meditar…
¡Juventud nunca vivida,
quién te volviera a soñar!

(Antonio Machado)

Read Full Post »

Back Camera

Cada mañana, cuando me levanto,
miro al frente y los veo,
parecen una hilera de frailes camino del coro…
eso dice una persona muy querida para mí.

Back Camera

Ahí están, día tras día, año tras año,
elevados hacia el cielo, levemente inclinados
tras el zarandeo de años de viento.
Voy sintiendo en ellos el paso del tiempo,
y hoy, siguen ahí,
sin darse cuenta que el año toca a su fin.

sierra 005-1
Les veo desnudos y tristes,
las ramas dibujadas en el cielo
como las venas pronunciadas en las manos de un abuelo.
Los pájaros se posan, pero no se detienen,
siguen el vuelo buscando lugares más acogedores.
.
23-10-19 005
Y recuerdo, cuando los días se van alargando,
cómo asoman los primeros brotes,
cómo las ramas van tomando un lindo color verde,
y los pájaros empiezan a volver.
Se iluminan los días, la tierra estalla en color…

Back Camera

Luego llega el verano,
el sol juega a colarse entre las ramas,
los gorriones se persiguen, se cortejan,
hasta los tordos se quedan atrapados en la sombra de sus hojas.

estela 012.
 Y en el otoño, el color verde se transforma,
el suelo se cubre de un manto dorado,
empieza de nuevo a ulular el viento
cuando presiente la lluvia,
sus ramas se desnudan anunciando el invierno,
bandadas de pájaros de paso se detienen,
y tras el descanso siguen camino hacia lugares más cálidos…

nieve 009.
y de nuevo el invierno,
ya desnudos, solitarios, nostálgicos,
hay veces que un manto blanco les cubre
que el sol juega a hacer luces con la nieve,
otras veces, el atardecer juega con sus colores
entre las ramas… como la luna,
como las nubes en los días de tormenta.

020.
Acaba el año y empieza el ciclo otra vez,
los frailes seguirán yendo al coro
y yo espero seguir teniendo sueños,
como os lo deseo a todos desde aquí,

.

¡feliz 2016!

.

NOTA: Éste es un escrito de hace cuatro años, hoy, la hilera de frailes ya no va a ninguna parte, una motosierra asesina se los llevó por delante en un día de primavera, cuando empezaban a retoñar…

Hoy, mi mirada se pierde en el horizonte con la sensación de una pérdida irreparable…
.

Read Full Post »

23 de agosto 003.


REFLEXIONES DE UN ÁRBOL DE JÚPITER

 

21 de noviembre 008

– “Ese árbol está muerto… ¡arráncalo!”

Ufff, me temblaron hasta las raíces, cuando lo oí.

– “¡no, míralo!… ya asoman los primeros brotes.”

¡Menos mal, qué respiro!

Era mayo, cuando oí que hablaban de mí,

mis ramas parecían secas, desnudas,

un color pardo que no me favorecía nada…

.

 3-1-1

Pasaron unos días y mi cuerpo empezó a despertar,

mis ramas se iban vistiendo,

de precioso verde me iba cubriendo.

Las miradas de lástima desaparecieron,

ojos admirados bajo el azul del cielo

se posaban en mí…

– “¡mira que bonito se está poniendo!”


1 agosto 003-1

Los pájaros volvían otra vez,

buscaban mis brazos para soñar

en las noche cálidas de verano.

Cantaban entre bosquejos de flores,

se amaban escondidos entre las hojas,

y yo sonreía para mis adentros,

me sentía feliz…


 1-1

Y en agosto me mostré espectacular,

explosión de color que atrapaba miradas,

mostraba al mundo mis lindas flores,

y me sentía henchido de dicha…

mis inquilinos se sentían dichosos

por el adorno floral de su hogar,

regalándome sus sonoros trinos.


23-10-19 009

Y pasó el verano,

la debilidad empezó a hacer presa en mí,

fui perdiendo mis flores,

los gorriones empezaron a alejarse,

empezaba el otoño

y yo preparaba mi cuerpo y mi alma

para el largo invierno…


 3-1 -1

Pero antes de quedarme dormido

iba a gastar mi energía,

en mostrar la belleza de mis hojas

antes de convertirse en tierra.

De un rojo anaranjado me vestí

y dejé que el viento, amoroso,

me fuera desnudando…


02-11-09 005-1

Desaparecieron los pájaros,

mis ramas mostraban sus brazos desnudos,

mis párpados aparecían pesados…

el sopor empezaba a dominarme,

esperaba que la última hoja

volara en pos de su destino,

para quedarme dormido.


 nieve 004 - copia

Y hoy, como todos los inviernos,

un manto blanco me cubre,

ya no se escuchan los alegres trinos,

ya nadie alaba mi belleza.

Me he vuelto casi invisible

¿aún me miráis?,

No estoy muerto… ESTOY DORMIDO.

(Estrella)

Read Full Post »