Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘lluvia’

nieve 004

Hacía horas que llovía sin parar,

estaba sola en casa y se había echado encima de la cama,

cogió el libro que tenía en la mesilla e intentó leer,

no podía concentrarse y se quedó quieta con la mirada fija en el techo,

ensimismada contempló como se iba haciendo una mancha de humedad,

“tendré que llamar para que reparen el tejado”, pensó.

pero esas goteras no la importaban demasiado,

le importaban mas las goteras que sentía por dentro.

.

Se levantó y se asomó a la ventana,

el contraste entre el frío de fuera y el calor de dentro

había empañado ligeramente los cristales,

con la mano los limpió un poco y miró la calle.

Estaba desierta, era pronto, una de esas tardes cortas de invierno,

ya las farolas estaban encendidas y solo se oía el sonido de la lluvia al caer.

Había un charco grande debajo de la farola que tenía enfrente,

se quedó mirando como las gotas de lluvia salpicaban en él

y, como si de una pantalla se tratase,

fue contemplando la película de su vida.

lluvi 010

las secuencias pasaban a gran velocidad,

vio el pueblo, las montañas, la ciudad,

se vio niña

se vio enamorada

se vio madre

se vio desengañada

se vio libre

se vio ilusionada

se vio perdida

y la pantalla se convirtió en un espejo y en él se reflejó su cara,

entre lágrimas se miró atentamente,

y en ese momento, sobre todo, se vio sola,

como un velero perdido en el océano

a merced de huracanes y tormentas.

La lluvia arreció y una ráfaga de viento pareció barrer el charco

y con él, esa imagen que parecía tan real.

.

Se apartó de la ventana y se miró por dentro,

vio que aún dormía una ilusión en un rincón de su corazón

y entonces ya no se sintió tan sola…

Volvió a mirar al techo, la mancha se iba agrandando,

“mañana llamaré para que lo reparen”, pensó.

.

La VIDA seguía su curso… .

,

Lluvia Pasada

.

Siete días largos la lluvia monótona

Golpeó mi ventana.

Siete días largos.

El corazón mismo se llenó de lágrimas.

Nubes en los labios,

En el pecho sombras,

Libros en las manos, las mejillas blancas …

Siete días largos …

Las aceras húmedas, los negros paraguas.

(fragmento, Alfonsina Storni)

 

Anuncios

Read Full Post »

LLUVIA HELADA

lluvia 007

El cielo se rasgó,

cayó sobre mí una lluvia helada

que anegó mi alma.

Entumecida me dejé llevar

a un mundo frío y hostil,

donde el amor no tiene cabida,

donde sólo el dolor anida.

¿Qué fue del amor?

arrinconado, abandonado

en el fondo del corazón,

languidece en estertores de muerte,

boqueando en busca de aire,

buscando arder.

¿Dónde fueron las palabras?

se diluyeron en el aire,

doloridas, agónicas,

encerradas en celdas sin salida.

Palabras sin voz,

que quieren decir tanto,

ahogadas en llanto.

Silencios contenidos, rotos,

gritando por dentro,

clamor en busca de ese amor

que yace herido de muerte

por no verte.

(Estrella)

Read Full Post »

rosas

Abrió los ojos.

Unos rayos de luz se colaban por entre las láminas de la persiana

y hacían danzar los lirios malvas de la colcha.

Se quedó mirándolos e intentó centrar sus pensamientos.

Debía ser ya mediodía pues el sol estaba alto.

Paladeó y sintió en su boca el sabor salado del mar

mientras un sonido le martilleaba la cabeza,

era el sonido de las olas al romper contra las rocas,

sintió un cálido sol que le bañaba el rostro.

No podía ser, estaba en su cama,

lejos del mar…

.

Pensó en el tiempo que llevaba durmiendo,

horas, días, meses… ya no recordaba.

El último recuerdo que tenía era que llovía a mares,

las gotas golpeaban en los cristales con un sonido acompasado

que parecía que la invitaba a dormir

y se sumergió en un mundo extraño de fantasía y pesadillas,

de montañas y valles, de cielo y tierra.

Apenas tenía consciencia de haber vivido en esos días,

intuía que, como una autómata, debía haberse levantado

y continuado con su vida de siempre,

pero no recordaba nada.

.

Se levantó, miró el calendario,

mayo avanzado.

Lejanas quedaban aquellas lluvias de febrero,

un sol radiante iluminaba el cielo azul,

los rosales estallaban en color,

y ya… ella parecía haber vuelto.

(Estrella)

Read Full Post »

LLUEVE…

lluvia mar

LLUEVE

.

El viento y la lluvia cantan hoy

una triste melodía que pareciera escrita

en el pentagrama de los cables de la luz.

Uuuuu…, escucho el viento

y dejo que la lluvia resbale por mi cara.

La lluvia produce en mí un efecto contradictorio,

todo depende de mi estado de ánimo.

Si estoy triste, me entristece aún más,

hace que la soledad se adueñe de mí.

Los problemas se me hacen insuperables,

se anegan mis ojos,

unas veces de impotencia,  otras de dolor,

y las ausencias se hacen más duras,

todo se me hace cuesta arriba.

.

helecho

Si estoy contenta, la lluvia me gusta…

El sonido monótono de las gotas de agua en la ventana,

me relaja,

me sumerge en un estado onírico e irreal.

Mis pensamientos se convierten en sueños,

desaparece todo lo cotidiano por unos instantes,

y me sumo en un mundo soñado.

La imaginación vuela

creando mundos, fantasías,

lo irreal se vuelve real,

lo imposible se hace posible…

.

Y HOY LLUEVE…

.

arco iris

Y he tenido

mi momento triste,

cuando toda esperanza queda en el olvido,

cuando desearía acabar de una vez,

y he tenido mi momento alegre,

al contemplar unos grandes ojos negros

y una nariz pegada a la ventana,

con la curiosidad con que sólo los niños saben mirar,

eso me ha hecho reir

 y me he dicho, serénate…

.

Y ahora, cuando sigue el sonido tintineante

en el cristal,

¡paradojas de la vida!

me siento triste y alegre a la vez,

triste por las cosas que quisiera tener,

y no tengo,

alegre por esas otras que tengo,

y que igual no merezco tener…

.

Y mientras, tras la ventana,

… SIGUE LLOVIENDO.

(Estrella)

 

 

Read Full Post »

  lluvia 012-001 .

La rosa y la encina 

Se paró pensativo ante la rosa,

o lo que quedaba de ella,

la había seguido desde que era un pequeño capullo,

admiró como se iban desplegando sus pétalos,

su fragancia perfumada le acompañó por las mañanas,

a veces, resbalaba sus dedos por el rojo terciopelo de su vestido,

y tras la lluvia, admiraba las gotas que, como lágrimas,

la adornaban.

.

La rosa le esperaba todas las mañanas,

sus pétalos se abrían temblorosos a él,

soñaba los días de sol, cuando su rubor se encendía

y aparecía aún más bella.

.

Aquel día llovía a cántaros,

sus pétalos habían alfombrado el suelo,

ya apenas quedaba su corazón desnudo,

y le vió acercarse.

Pero aquel día, aquel día…

el jardinero no llevaba las manos vacías,

creyó atisbar la humedad de una lágrima en sus ojos,

o tal vez sólo fuera una gota de lluvia

lo que mojaba su cara.

14 mayo 008-001

.

Con un golpe seco, la tijera cortó los pies de la rosa,

o lo que quedaba de ella,

por un tiempo la más hermosa del jardín.

su savia se fue escapando por la herida abierta

y agonizante miró a la encina que la contemplaba en la distancia,

vió una sonrisa dibujarse entre sus ramas

y le pareció escuchar.

“tú eras hermosa, pero de vida efímera,

en cambio a mí ni me puede el sol, ni el viento, ni el largo invierno,

yo sigo aquí, año tras año,

observando cómo se mueren las rosas”.

.

Este pequeño cuento es una reflexión sobre el papel que todos, en un momento u otro de la vida, desempeñamos.

Unos somos rosas y otros encinas. Y ese papel no siempre se mantiene, a veces dejamos de ser uno para ser otro, pero creo que en todos nosotros predomina uno de ellos.

¿Cómo te sientes tú…? 

Read Full Post »