Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 febrero 2018

abuelos

Quizá porque cada vez me queda menos para ella, en estos días estoy oyendo mucho de jubilación. El año que viene se pone en marcha un nuevo hachazo vinculándola a la esperanza de vida, se habla de la posibilidad de alargarla hasta los 70 años (e incluso la innombrable Celia Villalobos dice que ella está estupenda para trabajar hasta los 80, yo también, haciendo lo que ella hace), también tratan de hacer compatible el trabajo con cobrarla. Me pregunto… si ocupamos los puestos de trabajo que deberían ocupar los jóvenes y nuestras pensiones van a ser cada vez menores ¿cómo vamos a mantenerles y mantenernos? Un pocentaje muy grande de pensionistas están manteniendo a hijos y nietos.

Hace unos años cuando se elevó la edad de jubilación a los 67 años, escribí un relato que sigue estando a la orden del día.

_____________________________________________________________________________________________

– Abuelo, abuelo, que ya es la hora…

– ¡Joder, ya me he dormido otra vez! ven, ayúdame a levantarme que voy a llegar tarde. ¡Ay, este reuma me está matando!

– Tranquilo abuelo, quizá algún día llegues a disfrutar de tu jubilación.

– Anda, acércame el bastón. Y tú ¿qué vas a hacer?

– Nada, abuelo, iré al club de parados a jugar al mus…

____________________

¿Estamos locos o qué?

con una tasa de paro de más del 20%,

con el 42 % de nuestros jóvenes en paro,

con más de 1 millón de familias sin ingresos,

¿no hay otra ocurrencia mejor que alargar la edad de jubilación?

¿van a convertirse las empresas en geriátricos?

¿y los clubs de jubilados en clubs de parados?

Creo que han perdido las pocas neuronas que les quedaban a algunos,

están preparando el caldo de cultivo para una revuelta,

pues dos generaciones de jóvenes no pueden perderse

jugando al mus.

.

Cuando hemos contemplado atónitos como se prejubilaba la gente

de grandes empresas desde los 52 años, casi nunca justificado,

solo para mantener sus ganancias astronómicas,

ahora, en vez de prohibir que se pueda jubilar alguien antes de los 62, por ejemplo,

van y nos salen con lo de alargar la edad de jubilación.

¿qué harían nuestros diputados a los 66 años subidos a un andamio,

o conduciendo un camión o descargando mercancías en el mercado?

uffff, ¡qué horror, se les iba a estropear la manicura!

.

Quizá han pensado que entre los 65 y 67,

habrá un tanto por ciento significativo que se quedarán en el camino

y eso se traducirá en menos pensiones que pagar,

además como los que lleguen, van a cobrar menos,

y como los parados no cobran…

los trabajadores vamos a salir baratísimos,

¿qué va a ser lo próximo?

¿volver a las diez horas de jornada laboral?

¿trabajar por cama y comida como en siglos pasados?

¿hasta dónde van a tensar la cuerda de los trabajadores?

.

Yo no soy economista, solo soy una persona que mira alrededor

y lo que veo es que es hora de repartir el trabajo,

hay mucha gente que ya se merece descansar

y muchos otros que ya se merecen tener un futuro.

Es hora de repartir la riqueza,

¿alguien me puede explicar porqué en tiempo de crisis los ricos se hacen más ricos?

es hora de controlar el gasto público,

estamos hartos de ver construir edificios de uso público

con apenas luz natural, este es solo un ejemplo.

¿Pero es que en este país no hay nadie que piense?

____________________

– Abuelo, y a ver si puedes quedarte a hacer un par de horas extras, que hay que pagar el plazo de la sillita de la niña. ¡Ah, y no se te olvide el sonotone, que si no, no te vas a enterar de nada!

baston

Y el abuelo, con el bocata bajo el brazo, el sonotone y el bastón, caminó en dirección a la camioneta de reparto con la esperanza de que no alargaran todavía más la edad de jubilación. Aunque si no fuera por su salario ¿cómo iban a vivir sus hijos, sus nietos y su pequeña biznieta?

¿No sería mejor que fuera su nieto el que condujera la camioneta?, al menos él, cuando le pitaran, lo oiría…

.

Anuncios

Read Full Post »

PASIÓN

BESO EN LA PIERNA

Recorro con mi boca

la senda de tus piernas

buscando allí cobijo

para mi lengua hambrienta.

(Estrella)

.

.

Read Full Post »

cof

El miércoles pasado, antes de la ola de nieve y frío estuve en mi pueblo por cuestiones administrativas. Por allí todavía había nieve de días antes, aunque ahora creo que están a rebosar… Mi pueblo está en la Montaña Palentina, la gran desconocida. En San Salvador de Cantamuda, ayuntamiento a dónde pertenece mi pueblo, hay una iglesia que es una pequeña joya del románico, como podéis ver en la foto.

Ya que estaba allí me acerqué al puerto de Piedrasluengas que está a una decena de kilómetros. El día era claro y luminoso, hacía un sol espléndido y el cielo lucía un azul resplandeciente. Siempre que voy por allí, subo al puerto, es un lugar maravilloso y se respira paz.

dig

El mirador estaba desierto, había un coche aparcado en la carretera pero no había nadie dentro, imagino que estarían disfrutando de alguna ruta por la montaña. La vista espectacular, en el fondo el valle cubierto con su manto verde, un poco más parduzco ahora en invierno, y a lo lejos los Picos de Europa, con su manto blanco de nieve. Algunas veces de las que he ido apenas se dejaban ver envueltos en niebla, pero el otro día se mostraban con toda nitidez.

cof

A mi espalda Peña Labra, con su forma tan original, coronada de rocas en la cima que parecen puestas a propósito para proteger el interior. Creo que la subida no es difícil, aunque nunca subí, pero una vez arriba, la corona rocosa que la rodea sirve de muralla y hay que buscar una zona determinada para poder llegar a lo alto de la cima. Recuerdo oír de niña, que los amaneceres desde lo alto de la peña son espectaculares, con el valle en un mar de niebla y en el horizonte se ve el mar. Me temo que moriré sin comprobar si es verdad.

cof

Siempre siento algo especial cuando estoy allí, pero esta vez, ese sentimiento pareció elevado a la máxima potencia. La música del silencio solo se veía interrumpida por algún acorde de los pájaros y el suave silbido del viento, sentí tal paz que me apoyé en uno de los travesaños de madera del mirador y estuve durante minutos con la mente en blanco, solo integrándome en el paisaje, sintiéndome parte integrante de él. Esta vez, con algo de nieve todavía en las praderas, ni siquiera estaban las vacas pastando como otras veces, ni pasó un solo coche en la carretera cercana, que desde allí, casi a tumba abierta, baja hasta Potes. Solo el silencio y la paz, bendita paz.

sdr

Estaba sola y a diferencia de otras veces, no eché de menos la compañía de nadie, supongo que terminaré por acostumbrarme a la soledad. Mientras volvía a casa pensé que debo ir más a menudo, tiene la facultad de cauterizarme las heridas que me va infiriendo la vida.

Ya he escrito un par de post dedicados a este puerto, por si no los habéis leído os dejo los enlaces, éste publicado hace poco tiempo y éste otro escrito hace ya bastante tiempo.

Read Full Post »