Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 de septiembre de 2016

2-de-noviembre-2009-036

Antonio, desde su blog antoncaes.wordpress.com me retó, junto a otros blogueros, a que pusiera tres buenas frases, con la sana intención de conocernos mejor… Venga, animaos a visitar su blog (dijo que se iba pero a los cuatro días volvió, yo creo que nos echaba de menos…)

Yo, que difícilmente me amoldo a estas cosas, lo hago a mi manera y en vez de tres frases voy a dejar tres poemas muy relacionados con el otoño, ya que acabamos de empezarlo y  me apetece hacerlo.

El primero es un poema de ÁNGEL GONZÁLEZ, poeta que es muy especial para mi  y que yo suelo interpretar a mi manera, porque la poesía no es sólo de quien la escribe, sino también de quien la leemos que la hacemos nuestra. El otoño está aquí y hemos dejado la luz y la pasión del verano, ahora llega la melancolía por el tiempo que no volverá:

EL OTOÑO SE ACERCA

El otoño se acerca con muy poco ruido:

apagadas cigarras, unos grillos apenas,

defienden el reducto

de un verano obstinado en perpetuarse,

cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,

pero un silencio súbito ilumina el prodigio:

ha pasado

un ángel

que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.

(Ángel González)

paseo-de-la-quinta

Pese a su belleza, para mí es una estación nostálgica, triste y me deprime. La luz, el alimento de mi alma, va perdiéndose en las cada vez más cortas tardes y es como si me faltara el aire para respirar.

Muy bien lo dice MANUEL MACHADO, yo también, “me siento, a veces, triste”, los árboles desnudos, son solo espectros en las largas noches y pienso  si en la primavera volverán a florecer o serán solo testigos secos y mudos:

MELANCOLÍA

Me siento, a veces, triste

como una tarde del otoño viejo;

de saudades sin nombre,

de penas melancólicas tan lleno…

Mi pensamiento, entonces,

vaga

junto a las tumbas de los muertos

y en torno a los cipreses y a los sauces

que, abatidos, se inclinan… Y me acuerdo

de historias tristes, sin poesía… Historias

que tienen casi blancos mis cabellos.

(Manuel Machado)

2-de-noviembre-2009-062

Y ahora, para no cansaros, un kaiku de MARIO BENEDETTI, ese gran poeta uruguayo que, creo no equivocarme, admiramos todos los amantes de la poesía.

Un testamento, el de los castaños, que nutrirá la tierra para que en primavera, crezcan aún más frondosos y bellos. Una forma de morir para que otros vivan:

Las hojas secas

son como el testamento

de los castaños.

(Mario Benedetti)

2-de-noviembre-2009-048

Y ya, fuera del guión, unas palabras dedicadas a mi arbolito de júpiter, que me enseña fielmente cada año el paso de las estaciones.

Así lo cuento en un post antiguo, del cual os dejo el enlace, https://estrf.wordpress.com/2014/11/30/no-estoy-muerto-estoy-dormido/ por si queréis leerlo:

 

Atardeceres rojos de otoño

en el jardín,

mi árbol se desnuda…

Ya no acuden las abejas

a sus flores,

ni se esconden los pájaros

en sus ramas.

Ya, somnoliento, espera el largo invierno,

suspira,

y sueña la ansiada primavera.

(Estrella)

otono

 

Read Full Post »