Feeds:
Entradas
Comentarios

2-de-noviembre-2009-036

Antonio, desde su blog antoncaes.wordpress.com me retó, junto a otros blogueros, a que pusiera tres buenas frases, con la sana intención de conocernos mejor… Venga, animaos a visitar su blog (dijo que se iba pero a los cuatro días volvió, yo creo que nos echaba de menos…)

Yo, que difícilmente me amoldo a estas cosas, lo hago a mi manera y en vez de tres frases voy a dejar tres poemas muy relacionados con el otoño, ya que acabamos de empezarlo y  me apetece hacerlo.

El primero es un poema de ÁNGEL GONZÁLEZ, poeta que es muy especial para mi  y que yo suelo interpretar a mi manera, porque la poesía no es sólo de quien la escribe, sino también de quien la leemos que la hacemos nuestra. El otoño está aquí y hemos dejado la luz y la pasión del verano, ahora llega la melancolía por el tiempo que no volverá:

EL OTOÑO SE ACERCA

El otoño se acerca con muy poco ruido:

apagadas cigarras, unos grillos apenas,

defienden el reducto

de un verano obstinado en perpetuarse,

cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,

pero un silencio súbito ilumina el prodigio:

ha pasado

un ángel

que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.

(Ángel González)

paseo-de-la-quinta

Pese a su belleza, para mí es una estación nostálgica, triste y me deprime. La luz, el alimento de mi alma, va perdiéndose en las cada vez más cortas tardes y es como si me faltara el aire para respirar.

Muy bien lo dice MANUEL MACHADO, yo también, “me siento, a veces, triste”, los árboles desnudos, son solo espectros en las largas noches y pienso  si en la primavera volverán a florecer o serán solo testigos secos y mudos:

MELANCOLÍA

Me siento, a veces, triste

como una tarde del otoño viejo;

de saudades sin nombre,

de penas melancólicas tan lleno…

Mi pensamiento, entonces,

vaga

junto a las tumbas de los muertos

y en torno a los cipreses y a los sauces

que, abatidos, se inclinan… Y me acuerdo

de historias tristes, sin poesía… Historias

que tienen casi blancos mis cabellos.

(Manuel Machado)

2-de-noviembre-2009-062

Y ahora, para no cansaros, un kaiku de MARIO BENEDETTI, ese gran poeta uruguayo que, creo no equivocarme, admiramos todos los amantes de la poesía.

Un testamento, el de los castaños, que nutrirá la tierra para que en primavera, crezcan aún más frondosos y bellos. Una forma de morir para que otros vivan:

Las hojas secas

son como el testamento

de los castaños.

(Mario Benedetti)

2-de-noviembre-2009-048

Y ya, fuera del guión, unas palabras dedicadas a mi arbolito de júpiter, que me enseña fielmente cada año el paso de las estaciones.

Así lo cuento en un post antiguo, del cual os dejo el enlace, https://estrf.wordpress.com/2014/11/30/no-estoy-muerto-estoy-dormido/ por si queréis leerlo:

 

Atardeceres rojos de otoño

en el jardín,

mi árbol se desnuda…

Ya no acuden las abejas

a sus flores,

ni se esconden los pájaros

en sus ramas.

Ya, somnoliento, espera el largo invierno,

suspira,

y sueña la ansiada primavera.

(Estrella)

otono

 

POESÍA

arco-iris-030-001

 

Areños 042 


En mi pueblo había minas de carbón,

digo había, porque ya no hay,

todas cerraron hace años.

En la casa de mi abuela no había dinero,

no había que ser muy lista para darse cuenta,

así que teníamos que buscarnos la vida.


Mi abuela, una mujer separada, sin pensión,

viviendo en un pueblo,

sin posibilidad de trabajo,

tenía que buscarse la manera de ganar algo.

Tenía un par de “pupilos”, así se les llamaba entonces

a los que se quedaban de pensión en una casa,

¡qué rara me suena la palabra ahora!

Eran mineros asturianos o gallegos, que habían llegado allí

buscando fortuna y lo que se llevaron, la mayoría de ellos,

fueron a las mozas del pueblo.

Además tenía unas gallinas, dos vacas, un perro, algún gato,

un puñado de ovejas

y un par de tierras sembradas de patatas

y poco o nada más…

 

colage .


Alrededor de las minas,

para la gente que no las haya visto,

se van formando escombreras con lo que se desecha de la mina,

y yo aprendí desde pequeñita a buscar carbón en ellas.

Al principio iba con mi abuela,

ella me enseñó… cogía dos piedras negras brillantes,

y ponía una en cada mano,

aparentemente eran iguales…

primero hacía que las sopesara…

una era ligera como una pluma, la otra pesaba…

la ligera era carbón.

.

Si las mirabas detenidamente, en una de ellas, el brillo era más metálico,

pero estaban tan impregnadas de polvo de carbón,

que habría que limpiarlas muy bien, para diferenciarlas.

Por eso la clave principal era el peso…

Yo era buena aprendiz y con cinco o seis años,

ya iba yo con mi caldero a buscarlo,

cada día traía un poco para guardar para el invierno

y para mantener la cocina de carbón.

Por si no sabéis,

eran aquellas placas de hierro en las que se cocinaba,

se mantenía el agua caliente en un pequeño depósito que tenían,

y además mantenían caliente la cocina,

que era donde se hacía entonces la vida. . .

. mina 

Para encender el carbón, íbamos a recoger “ramos”,

ramos llamábamos a las ramas secas de las escobas (retama amarilla)

que crecían abundantemente en los montes bajos al lado del pueblo.

Llevábamos una cuerda y hacíamos hatillos con esas ramas secas,

para luego ir amontonándolos en casa.

Necesitábamos hacer buen acopio de ellos para los largos inviernos.

Ardían muy bien y mantenían la llama el tiempo suficiente

para que el carbón prendiese.


Con el carbón que recogíamos en las escombreras,

los ramos que habíamos acarreado en el verano

y la “suerte”, que era un lote de leña que se daba a cada vecino,

de lo sobrante de la limpieza del monte,

con todo esto, ya teníamos resuelto el tema del combustible,

y sin haber gastado un duro,

más bien, una peseta, pues los duros apenas los veíamos.

¡Al menos, aunque comiéramos poco,

frío no íbamos a pasar…!

.

.

cocina .

¡uy, que me quemo…!

.

LA EXTRAÑA DAMA

cervera

Desde hacía un tiempo, asomado a la ventana,

la veía salir.

Hasta entonces no había reparado en ella.

Ahora, cada día, admiraba su porte sereno y elegante,

sus vestidos eran clásicos, intemporales,

su cara apenas se entreveía bajo el ala corta de su sombrero.

No podía adivinar su edad,

pero parecía una dama de edad indefinida.

Siempre volvía acompañada,

llegaba agarrada del brazo de algún señor maduro,

también de mujeres, de jóvenes,

incluso alguna vez llevaba de la mano a un niño.

Siempre eran personas distintas las que con ella iban,

miraban sus ojos mientras les hablaba,

atraídos por el brillo extraño de su mirada.

.

Según se iba fijando más en ella,

sus ganas por conocerla habían ido en aumento,

había algo que le atraía poderosamente.

Tras años de soledad,

y muchas horas con la mirada perdida en el infinito,

la extraña dama había llamado su atención

y sabía que, tarde o temprano, iba a encontrarse con ella.

Aquel día pegó su cara al cristal buscándola,

le extrañó no verla.

Se apartó de la ventana y se sentó en el sofá,

triste, vacío, sólo…

.

De repente sintió que los párpados le pesaban,

dejó que se cerraran lentamente.

No oyó el sonido de la puerta al abrirse,

ni los pasos de la dama al llegar a su lado

hasta que sintió una mano que tiraba de él,

la dama iba vestida de negro y una redecilla caía de su sombrero,

apenas podía ver sus ojos.

Con voz dulce le dijo:

“ha llegado la hora, tu espera ha terminado”

él, sin protestar, se levantó y fue tras ella,

y una paz infinita le envolvió…

(Estrella)

.

ERES

mariposa 020

Eres…

eres mi luna en la noche,

el sueño que me vence,

mi sol en la mañana,

el rocío,

el cauce del río,

el sabor de la montaña.

Eres la rosa que brota en mi rosal

y la hermosa mariposa

que en ella se posa.

eres la brisa de la playa

y la lengua del mar en la arena,

eres la espuma blanca

que baña mis pies.

Eres todo eso que siento que eres,

aire, nube, pájaro, sol, miel…

y, a veces,

hasta puedes ser sombra.

(Estrella)

TRES FRASES…

Desde el blog de allamas2000, https://antoniadis9.wordpress.com/, se me ha invitado a participar en el Reto de publicar tres frases que me gusten.

Como en el caso de los premios, no suelo participar en estas cosas por falta de tiempo, pero como esta semana estoy de vacaciones, voy a participar a mi manera y si consigo que las frases elegidas por mí, hacen pensar a algún lector, me daré por satisfecha. Gracias, Antonio, por la nominación, aunque no siga específicamente la rueda…

Las normas del reto son:

  1. Publicar una frase cada día durante tres días, puede ser de un libro, una película, una canción, etc.

  2. Nominar a tres blogueros en cada post para retarlos.

Pero lo haré a mi manera y excepcionalmente voy a poner hoy mis tres frases elegidas, que espero que os gusten. Y según mi norma,  no voy a nominar a nadie.

1463192-cuatro-cuerdas-son-nudos-en-las-cuerdas-aislado-en-fondo-blanco_thumb[12]

“El tiempo no es una cuerda que se pueda medir nudo a nudo, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime” (José Saramago)

cielo 013-003

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino”.  (Mahatma Gandhi)

14 mayo 024-002

No perdáis vuestro tiempo ni en llorar el pasado ni en llorar el porvenir. Vivid vuestras horas, vuestros minutos. Las alegrías son como flores que la lluvia mancha y el viento deshoja.  (Edmond Gouncourt)

El tiempo es una piedra preciosa que valoramos tan poco… (Estrella)

.

 

PREMIOS

miranda-sings-award

Lidia en su animado blog Mis historias y otros devaneos, me ha nominado para The Miranda Sings Award, con unas normas que solo voy a cumplir a medias.

Me explico… Mi blog es una manera de evadirme un poco  de la vida diaria, pero no tengo mucho tiempo para él e incluso paso temporadas que ando de puntillas por él. Por eso no suelo corresponder cuando me nominan para estas cosas, pues me supone ya, implicarme más en serio y en realidad me faltan horas en el día para hacerlo.

 Las normas son:

  1. Agradecer a la persona que te nominó 

  2. Escribir 7 cosas que ames de tu persona

  3. Nominar 7 blogs

Agradezco, Lidia, tu nominación y animo a todos mis seguidores a visitar tu estupendo  blog Mis historias y otros devaneos. Es un placer para mí tenerte entre las personas que me leen, gracias mil, guapa.

.

¿7 cosas buenas de mí?

No lo sé, ni siquiera sé si voy a decir siete, pero supongo que eso dará igual…sitges 019

soy una mujer ya de vuelta de la vida, luchadora, eso sí,

con capacidad de entrega, eso también, incluso demasiado.  

Soy alegre aunque muchas veces la procesión vaya por dentro.

Me gusta el trato con la gente y creo que conecto bien…

Y me gusta escribir, a pesar de que estuve décadas de mi vida sin hacerlo.

En fin… una mujer de lo más normal.

.

Y no voy a nominar a nadie, no porque no haya blogs que lo merezcan, al contrario, me vería en un auténtico problema para elegir, sino porque, fiel a lo que suelo hacer en otras ocasiones, prefiero no implicarme demasiado en estas cosas y luego no poder quedar bien, espero que me disculpes por ello, Lidia.

.

Y espero seguir por aquí, compartiendo con vosotros los escritos de mi vida cotidiana y disfrutando con los vuestros.

Un abrazo para todos los que me seguís, sois estupendos…

.